Familias Nuevas

Sitio de las familias de Granada

Familias Nuevas - Sitio de las familias de Granada

Evangelio de 7 de Enero 2016


Lectura recomendada para familias
Haz clic para ver mas detalles del libro


Día litúrgico: 7 de Enero (Feria del tiempo de Navidad)

Texto del Evangelio (Mt 4,12-17.23-25): En aquel tiempo, cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, se retiró a Galilea. Y dejando la ciudad de Nazaret, fue a morar en Cafarnaún, ciudad marítima, en los confines de Zabulón y de Neftalí. Para que se cumpliese lo que dijo Isaías el profeta: «Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino de la mar, de la otra parte del Jordán, Galilea de los gentiles. Pueblo que estaba sentado en tinieblas, vio una gran luz, y a los que moraban en tierra de sombra de muerte les nació una luz».

Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: «Haced penitencia, porque el Reino de los cielos está cerca». Y andaba Jesús rodeando toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos y predicando el Evangelio del Reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia del pueblo. Y corrió su fama por toda Siria, y le trajeron todos los que tenían algún mal, poseídos de varios achaques y dolores, y los endemoniados, y los lunáticos y los paralíticos, y los sanó. Y le fueron siguiendo muchas gentes de Galilea y de Decápolis y de Jerusalén y de Judea, y de la otra ribera del Jordán.

Comentario: Rev. D. Jordi CASTELLET i Sala (Sant Hipòlit de Voltregà, Barcelona, España)

«El Reino de los cielos está cerca»

Hoy, por así decirlo, recomenzamos. El «Pueblo que estaba sentado en tinieblas, vio una gran luz» (Mt 4,16), nos dice el profeta Isaías, citado en este Evangelio de hoy, y que nos remite al que escuchábamos en Nochebuena. Volvemos a comenzar, tenemos una nueva oportunidad. El tiempo es nuevo, la ocasión lo merece, dejemos —humildemente— que el Padre actúe en nuestra vida.

Hoy comienza el tiempo en que Dios nos da una vez más su tiempo para que lo santifiquemos, para que estemos cerca de Él y hagamos de nuestra vida un servicio de cara a los otros. La Navidad se acaba, lo hará el próximo domingo —si Dios quiere— con la fiesta del Bautismo del Señor, y con ella se da el pistoletazo de salida para el nuevo año, para el tiempo ordinario —tal y como decimos en la liturgia cristiana— para vivir in extenso el misterio de la Navidad. La Encarnación del Verbo nos ha visitado en estos días y ha sembrado en nuestros corazones, de manera infalible, su Gracia salvadora que nos encamina, nuevamente, hacia el Reino del Cielo, el Reino de Dios que Cristo vino a inaugurar entre nosotros, gracias a su acción y compromiso en el seno de nuestra humanidad.

Por esto, nos dice san León Magno que «la providencia y misericordia de Dios, que ya tenía pensado ayudar —en los tiempos recientes— al mundo que se hundía, determinó la salvación de todos los pueblos por medio de Cristo».

Ahora es el tiempo favorable. No pensemos que Dios actuaba más antes que ahora, que era más fácil creer cerca de Jesús —físicamente, quiero decir— que ahora que no le vemos tal como es. Los sacramentos de la Iglesia y la oración comunitaria nos otorgan el perdón y la paz y la oportunidad de participar, nuevamente, en la obra de Dios en el mundo, a través de nuestro trabajo, estudio, familia, amigos, diversión o convivencia con los hermanos. ¡Que el Señor, fuente de todo don y de todo bien, nos lo haga posible!


El regalo ideal para los que mas quieres:

regalos-para-todos


No olvides las lecturas recomendadas para toda la familia

Libros-de-Fray-ignacio

Pasa Palabra 07/01/2016

Passa Parola
07/01/2016

Creer en la misericordia de Dios.

[…] Basta con creer, así es nuestra fe; qué no es tanto lo que nosotros hacemos, cuánto la confianza que ponemos en la misericordia de Dios, en la grandeza de Dios, en la potencia de Dios.”

 

(Chiara Lubich 31.12.1985) […]


 

El regalo ideal para los que mas quieres:

regalos-para-todos


No olvides las lecturas recomendadas para toda la familia

Libros-de-Fray-ignacio

Pasa Palabra 05/01/2016

Passa Parola
05/01/2016

Ser don para quien está cerca.

(Essere dono per chi ci sta vicino.)

“Quién está al lado ha sido creado como don para mí y yo he sido creada como don para quien me rodea.
Sobre la tierra todo está en relación de amor con todo: cada cosa con cada cosa.
Pero hace falta ser el amor por encontrar el hilo de oro entre los seres”

(Fuente: C. Lubich, en La doctrina espiritual, Roma 2006, p. 142.)


 

El regalo ideal para los que mas quieres:

regalos-para-todos


No olvides las lecturas recomendadas para toda la familia

Libros-de-Fray-ignacio

Pasa Palabra 4/1/2016


Lectura recomendada para familias
Haz clic para ver mas detalles del libro


Passa Parola
04/01/2016

Creer en el amor de los hermanos.

[…] Chiara, muy pronto comprende que al amor de Dios se puede responder sólo con el amor. En San Pablo encontramos las características concretas de este amor que en toda su vida, Chiara trata de practicar para llegar a la unidad: “La caridad hacia el prójimo, aunque se manifieste concretamente, no es ella misma si no tiene su raíz en una actitud espiritual. Cuando Pablo habla de la caridad, no dice que es dar pan…, sino que más bien llama ‘címbalo que suena’ entregar todo a los pobres si no existe una determinada actitud. Afirma, más bien, que la caridad es longánima, es benigna, no tiene envidia, no obra en vano, no se hincha, no es ambiciosa, no es egoísta, no se irrita, no piensa mal, no se complace en la injusticia sino que goza en la verdad, todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta… (1 Cor. 13, 6-7)’”3.
(Fuente: ChiaraLubich in compagnia di Paolo – 19-06-2010 di Bernadette Verhegge – Ed. Città Nuova)


 

El regalo ideal para los que mas quieres:

regalos-para-todos


No olvides las lecturas recomendadas para toda la familia

Libros-de-Fray-ignacio

Pasa Palabra 1/1/2016

Tienda-navidad-amazon

 

Passa Parola
01/01/2016

Pedirle a Dios el don de la paz.

(Chiedere a Dio il dono della pace.)

Cuando entramos en diálogo entre nosotros, de las más diversas religiones, es decir, cuando nos abrimos el uno al otro en un diálogo hecho de benevolencia humana, de estima recíproca, de respeto, de misericordia, nos abrimos también a Dios y “hacemos de manera –son palabras de Juan II – que Dios esté presente en medio de nosotros”.

He aquí el gran fruto de nuestro amor recíproco y la fuerza secreta que da vigor y éxito a nuestros esfuerzos para llevar doquiera la unidad y la fraternidad universal. Es lo que el Evangelio anuncia a los cristianos cuando dice que si dos o más personas se unen en el amor verdadero, el mismo Cristo está presente entre ellos y, por lo tanto, en cada uno de ellos.

I, ¿qué garantía mejor de la presencia de Dios, qué posibilidad superior puede existir para aquellos que quieren ser instrumentos de fraternidad y de paz?

(Fuente: Possono le religioni essere partners sul cammino della pace? – 29 luglio 2003 – Intervento di Chiara Lubich)



Evangelio 30 de Diciembre

Tienda-navidad-amazon

 

Evangelio 30 de Diciembre (Lc 2,36-40): Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del Niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El Niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre Él.

Comentario: Rev. D. Joaquim FLURIACH i Domínguez (St. Esteve de P., Barcelona, España)

«Alababa a Dios y hablaba del Niño a todos»

Hoy, José y María acaban de celebrar el rito de la presentación del primogénito, Jesús, en el Templo de Jerusalén. María y José no se ahorran nada para cumplir con detalle todo lo que la Ley prescribe, porque cumplir aquello que Dios quiere es signo de fidelidad, de amor a Dios.

Desde que su hijo —e Hijo de Dios— ha nacido, José y María experimentan maravilla tras maravilla: los pastores, los magos de Oriente, ángeles… No solamente acontecimientos extraordinarios exteriores, sino también interiores, en el corazón de las personas que tienen algún contacto con este Niño.

Hoy aparece Ana, una señora mayor, viuda, que en un momento determinado tomó la decisión de dedicar toda su vida al Señor, con ayunos y oración. No nos equivocamos si decimos que esta mujer era una de las “vírgenes prudentes” de la parábola del Señor (cf. Mt 25,1-13): siempre velando fielmente en todo aquello que le parece que es la voluntad de Dios. Y está claro: cuando llega el momento, el Señor la encuentra a punto. Todo el tiempo que ha dedicado al Señor, aquel Niño se lo recompensa con creces. —¡Preguntadle, preguntadle a Ana si ha valido la pena tanta oración y tanto ayuno, tanta generosidad!

Dice el texto que «alababa a Dios y hablaba del Niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén» (Lc 2,38). La alegría se transforma en apostolado decidido: ella es el motivo y la raíz. El Señor es inmensamente generoso con los que son generosos con Él.

Jesús, Dios Encarnado, vive la vida de familia en Nazaret, como todas las familias: crecer, trabajar, aprender, rezar, jugar… ¡“Santa cotidianeidad”, bendita rutina donde crecen y se fortalecen casi sin darse cuenta la almas de los hombres de Dios! ¡Cuán importantes son las cosas pequeñas de cada día!




Pasa Palabra 29/12/2015


Lectura recomendada para familias
Haz clic para ver mas detalles del libro


Passa Parola
29/12/2015

Ser activos en la construcción de la unidad en nuestro entorno

(Essere attivi nella costruzione dell’unità nel nostro ambiente)

[…] Una exhortación “a emplearnos incansablemente como constructores de unidad en todas las provincias de Irak, favoreciendo el diálogo y la colaboración entre todos los actores de la vida pública”; y también, el recuerdo en la oración para que “los cristianos no sean obligados a abandonar Irak y Medio Oriente” incluso frente a violencias y persecuciones.

(Fonte: http://www.asianews.it/notizie-it/Papa-Francesco-al-Sinodo-caldeo:-Unit%C3%A0-e-pace-per-i-cristiani-in-Iraq-e-Medio-oriente-35697.html)


El regalo ideal para los que mas quieres:

regalos-para-todos


No olvides las lecturas recomendadas para toda la familia

Libros-de-Fray-ignacio

Evangelio de 27 de Diciembre


Lectura recomendada para familias
Haz clic para ver mas detalles del libro


Evangelio del día:  La Sagrada Familia

Texto del Evangelio (Lc 2,41-52): Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres. Pero creyendo que estaría en la caravana, hicieron un día de camino, y le buscaban entre los parientes y conocidos; pero al no encontrarle, se volvieron a Jerusalén en su busca.

Y sucedió que, al cabo de tres días, le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas. Cuando le vieron, quedaron sorprendidos, y su madre le dijo: «Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando». Él les dijo: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?». Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio.

Bajó con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Comentario: Rev. D. Joan Ant. MATEO i García (La Fuliola, Lleida, España)

«Le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, (…) estaban estupefactos por su inteligencia»

Hoy contemplamos, como continuación del Misterio de la Encarnación, la inserción del Hijo de Dios en la comunidad humana por excelencia, la familia, y la progresiva educación de Jesús por parte de José y María. Como dice el Evangelio, «Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres» (Lc 2,52).

El libro del Siracida, nos recordaba que «el Señor glorifica al padre en los hijos, y afirma el derecho de la madre sobre su prole» (Si 3,2). Jesús tiene doce años y manifiesta la buena educación recibida en el hogar de Nazaret. La sabiduría que muestra evidencia, sin duda, la acción del Espíritu Santo, pero también el innegable buen saber educador de José y María. La zozobra de María y José pone de manifiesto su solicitud educadora y su compañía amorosa hacia Jesús.

No es necesario hacer grandes razonamientos para ver que hoy, más que nunca, es necesario que la familia asuma con fuerza la misión educadora que Dios le ha confiado. Educar es introducir en la realidad, y sólo lo puede hacer aquél que la vive con sentido. Los padres y madres cristianos han de educar desde Cristo, fuente de sentido y de sabiduría.

Difícilmente se puede poner remedio a los déficits de educación del hogar. Todo aquello que no se aprende en casa tampoco se aprende fuera, si no es con gran dificultad. Jesús vivía y aprendía con naturalidad en el hogar de Nazaret las virtudes que José y María ejercían constantemente: espíritu de servicio a Dios y a los hombres, piedad, amor al trabajo bien hecho, solicitud de unos por los otros, delicadeza, respeto, horror al pecado… Los niños, para crecer como cristianos, necesitan testimonios y, si éstos son los padres, esos niños serán afortunados.

Es necesario que todos vayamos hoy a buscar la sabiduría de Cristo para llevarla a nuestras familias. Un antiguo escritor, Orígenes, comentando el Evangelio de hoy, decía que es necesario que aquel que busca a Cristo, lo busque no de manera negligente y con dejadez, como lo hacen algunos que no llegan a encontrarlo. Hay que buscarlo con “inquietud”, con un gran afán, como lo buscaban José y María.



Lecturas recomendadas

El_camino_de_Juan_Pa_Cover_for_Kindle El_Papa_Francisco_re_Cover_for_Kindle El_Papa_Francisco_da_Cover_for_Kindle

Si lo prefieres accede a estas obras a través de Amazón

OLibros-de-Fray-ignaciobras de Fray Ignacio en Amazon

Pasa Palabra 23/12/2015

Passa Parola
23/12/2015

Que sea el amor el que actue en mí

(Che sia l’Amore ad agire in me)
[…] El amor es el que nos mueve, el que nos sugiere cómo responder a las situaciones y a las opciones que debemos tomar. Es el amor el que nos enseña a distinguir: esto está bien, lo hago; esto está mal, no lo hago. Es el amor el que nos impulsa a actuar en función del bien del otro.

No somos guiados desde afuera, sino por ese principio de vida nueva que el Espíritu ha puesto dentro de nosotros.
(Fonte: Chiara Lubich –  Parola di vita Giugno 2006 – Camminate secondo lo Spirito… –www.focolare.org )


 

Pasa Palabra 22/12/2015

Passa Parola
22/12/2015

Ser misericordioso los unos hacia los otros

(Essere misericordiosi gli uni verso gli altri)
[…] El tipo de amor que estamos llamados a llevar al mundo – nosotros que hemos recibido el don de la fe religiosa- es un amor especial, fuerte como la muerte. No es suficiente la tolerancia o la no-violencia, no basta la amistad o la benevolencia hacia los demás. Es un amor que va hacia todos indistintamente: pequeños y grandes, pobres y ricos, de la propia patria o de otra, amigos o enemigos. Exige misericordia y perdón. Después, debemos ser los primeros en amar, tomando la iniciativa, sin esperar ser amados. Y amar no sólo con las palabras, sino concretamente, con hechos, olvidándonos de nosotros mismos para ponernos al servicio de los demás.

(Fonte: Chiara Lubich – “Il mondo sia invaso d’amore” Messaggio di Chiara Lubich all’Assemblea dei giovani – Hiroshima, 21-25 agosto 2006)

http://www.focolare.org/es/news/2006/09/01/quotil-mondo-sia-invaso-d39amorequot