Familias Nuevas

Sitio de las familias de Granada

Familias Nuevas - Sitio de las familias de Granada

Evangelio 4 de Diciembre de 2016

Busca el regalo que deseas para los tuyosreyes-magos-biblioteca-profesional

Día litúrgico: 4 de Enero (Feria del tiempo de Navidad)

Texto del Evangelio (Jn 1,35-42): En aquel tiempo, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios». Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?». Ellos le respondieron: «Rabbí —que quiere decir, “Maestro”— ¿dónde vives?». Les respondió: «Venid y lo veréis». Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con Él aquel día. Era más o menos la hora décima. Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús. Éste se encuentra primeramente con su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías» —que quiere decir, Cristo—. Y le llevó donde Jesús. Jesús, fijando su mirada en él, le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas» —que quiere decir, “Piedra”.

Comentario: Fray Josep Mª MASSANA i Mola OFM (Barcelona, España)

«‘Maestro, ¿dónde vives?’. Les respondió: ‘Venid y lo veréis’»

Hoy, el Evangelio nos recuerda las circunstancias de la vocación de los primeros discípulos de Jesús. Para prepararse ante la venida del Mesías, Juan y su compañero Andrés habían escuchado y seguido durante un tiempo al Bautista. Un buen día, éste señala a Jesús con el dedo, llamándolo Cordero de Dios. Inmediatamente, Juan y Andrés lo entienden: ¡el Mesías esperado es Él! Y, dejando al Bautista, empiezan a seguir a Jesús.

Jesús oye los pasos tras Él. Se gira y fija la mirada en los que le seguían. Las miradas se cruzan entre Jesús y aquellos hombres sencillos. Éstos quedan prendados. Esta mirada remueve sus corazones y sienten el deseo de estar con Él: «¿Dónde vives?» (Jn 1,38), le preguntan. «Venid y lo veréis» (Jn 1,39), les responde Jesús. Los invita a ir con Él y a mirar, contemplar.

Van, y lo contemplan escuchándolo. Y conviven con Él aquel atardecer, aquella noche. Es la hora de la intimidad y de las confidencias. La hora del amor compartido. Se quedan con Él hasta el día siguiente, cuando el sol se alza por encima del mundo.

Encendidos con la llama de aquel «Sol que viene del cielo, para iluminar a los que yacen en las tinieblas» (cf. Lc 1,78-79), marchan a irradiarlo. Enardecidos, sienten la necesidad de comunicar lo que han contemplado y vivido a los primeros que encuentran a su paso: «¡Hemos encontrado al Mesías!» (Jn 1,41). Los santos también lo han hecho así. San Francisco, herido de amor, iba por las calles y plazas, por las villas y bosques gritando: «El Amor no está siendo amado».

Lo esencial en la vida cristiana es dejarse mirar por Jesús, ir y ver dónde se aloja, estar con Él y compartir. Y, después, anunciarlo. Es el camino y el proceso que han seguido los discípulos y los santos. Es nuestro camino.


El regalo ideal para los que mas quieres

Visita nuestra tienda ONLINE >>>


No olvides las lecturas recomendadas para toda la familia

Libros-de-Fray-ignacio

Evangelio 26 de Diciembre

Día litúrgico: 26 de Diciembre: San Esteban, protomártir

Texto del Evangelio (Mt 10,17-22): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus Apóstoles: «Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y os azotarán en sus sinagogas; y por mi causa seréis llevados ante gobernadores y reyes, para que deis testimonio ante ellos y ante los gentiles. Mas cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué vais a hablar. Lo que tengáis que hablar se os comunicará en aquel momento. Porque no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en vosotros. Entregará a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarán hijos contra padres y los matarán. Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará».


Comentario: Fray Josep Mª MASSANA i Mola OFM (Barcelona, España)

«Os entregarán a los tribunales y os azotarán»

Hoy, recién saboreada la profunda experiencia del Nacimiento del Niño Jesús, cambia el panorama litúrgico. Podríamos pensar que celebrar un mártir no encaja con el encanto navideño… El martirio de san Esteban, a quien veneramos como protomártir del cristianismo, entra de lleno en la teología de la Encarnación del Hijo de Dios. Jesús vino al mundo para derramar su Sangre por nosotros. Esteban fue el primero que derramó su sangre por Jesús. Leemos en este Evangelio como Jesús mismo lo anuncia: «Os entregarán a los tribunales y (…) seréis llevados ante gobernadores y reyes, para que deis testimonio» (Mt 10,17.18). Precisamente “mártir” significa exactamente esto: testigo.

Este testimonio de palabra y de obra se da gracias a la fuerza del Espíritu Santo: «El Espíritu de vuestro Padre (…) hablará en vosotros » (Mt 10,19). Tal como leemos en los “Hechos de los Apóstoles”, capítulo 7, Esteban, llevado a los tribunales, dio una lección magistral, haciendo un recorrido por el Antiguo Testamento, demostrando que todo él converge en el Nuevo, en la Persona de Jesús. En Él se cumple todo lo que ha sido anunciado por los profetas y enseñado por los patriarcas.

En la narración de su martirio encontramos una bellísima alusión trinitaria: «Esteban, lleno del Espíritu Santo, miró fijamente al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios» (Hch 7,55). Su experiencia fue como una degustación de la Gloria del Cielo. Y Esteban murió como Jesús, perdonando a los que lo inmolaban: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado» (Hch 7,60); rezó las palabras del Maestro: «Padre, perdónales porque no saben lo que hacen» (Lc, 23, 34).

Pidamos a este mártir que sepamos vivir como él, llenos del Espíritu Santo, a fin de que, fijando la mirada en el cielo, veamos a Jesús a la diestra de Dios. Esta experiencia nos hará gozar ya del cielo, mientras estamos en la tierra.

 


Lecturas recomendadas

El_camino_de_Juan_Pa_Cover_for_Kindle El_Papa_Francisco_re_Cover_for_Kindle El_Papa_Francisco_da_Cover_for_Kindle

Pasa Palabra 22/12/2015

Passa Parola
22/12/2015

Ser misericordioso los unos hacia los otros

(Essere misericordiosi gli uni verso gli altri)
[…] El tipo de amor que estamos llamados a llevar al mundo – nosotros que hemos recibido el don de la fe religiosa- es un amor especial, fuerte como la muerte. No es suficiente la tolerancia o la no-violencia, no basta la amistad o la benevolencia hacia los demás. Es un amor que va hacia todos indistintamente: pequeños y grandes, pobres y ricos, de la propia patria o de otra, amigos o enemigos. Exige misericordia y perdón. Después, debemos ser los primeros en amar, tomando la iniciativa, sin esperar ser amados. Y amar no sólo con las palabras, sino concretamente, con hechos, olvidándonos de nosotros mismos para ponernos al servicio de los demás.

(Fonte: Chiara Lubich – “Il mondo sia invaso d’amore” Messaggio di Chiara Lubich all’Assemblea dei giovani – Hiroshima, 21-25 agosto 2006)

http://www.focolare.org/es/news/2006/09/01/quotil-mondo-sia-invaso-d39amorequot

 

 

Pasa Palabra 21/12/2015

Passa Parola
21/12/2015

La Palabra de Dios vivida nos hace libres y puede cambiar nuestra vida

(La Parola di Dio vissuta ci rende liberi e può cambiare la nostra vita)

Si perseveramos, veremos cambiar lentamente el mundo a nuestro alrededor. Comprenderemos que el Evangelio contiene la vida más fascinante, enciende la luz en el mundo, da sabor a nuestra existencia, contiene el principio para resolver todos los problemas.
Y no estaremos tranquilos hasta que no comuniquemos nuestra extraordinaria experiencia a otros: a los amigos que puedan comprendernos, a los familiares, a todo aquél a quien nos sintamos impulsados a dársela.
Renacerá la esperanza.
(Fonte: Chiara Lubich – Vivere la Parola cambia il rapporto con Dio e con i fratelli – 11 aprile 2008)


Pasa Palabra 14/12/2015

Passa Parola
14/12/2015

Conformar nuestra vida a la Palabra de Dios con decisión

Escribe Santa Teresa de Jesús, cuyo camino para llegar a Dios es, por otra parte, la oración; ella no duda de que toda la perfección está en cumplir la voluntad de Dios, y de que, quien más la hace, más gracias recibe: “toda la pretensión de quien comienza oración -y no se nos olvide esto, que importa mucho- ha de ser trabajar… y disponerse con cuantas diligencias pueda hacer su voluntad conformarla con la de Dios; y… en esto consiste toda la mayor perfección que se pueda alcanzar en el camino espiritual. Quien más perfectamente tuviese esto, más recibida del señor y más adelante está en este camino”.

(Chiara Lubich – Il SI dell’uomo a Dio – Editrice Città Nuova)


Lecturas recomendadas

Pasa Palabra 11/12/2015

Passa Parola
11/12/2015

Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza

(Camminiamo cantando! Che le nostre lotte e la nostra preoccupazione per questo pianeta non ci tolgano la gioia della speranza (244))

Pasa Palabra 10/12/2015

Passa Parola

La naturaleza está llena de palabras de amor

(La natura è piena di parole d’amore)

[…]Si el prójimo es Jesús, Chiara puede decir: «Amemos al prójimo uno a uno, sin tener en el corazón residuos de afecto por el hermano con quien estábamos un minuto antes». Amar «sin tener en el corazón residuos de afecto» no significa volverse insensibles y renunciar a todo sentimiento, sino que es una invitación a darnos plenamente al hermano que pasa por nuestro lado en ese momento presente, con todo el corazón, haciéndonos uno con él, como Dios sehizo uno con nosotros. No tenemos que dudar en manifestarle nuestra ternura, porque es Jesús quien ama en nosotros, a través de nuestro corazón. No tenemos que dudar en decirle, con una mirada o con un gesto: «Eres precioso a mis ojos» (cf. Is 43, 4), de modo que él sesienta amado. No reprimamos el afecto del corazón: cuando el respeto humano podría frenarnos, el amor por Jesús nos dará el justo equilibrio.
(Fonte: Florence Gillet – Dilatare il Cuore – Città Nuova)

Pasa Palabra 04/12/2015

No puede ser real un sentimiento de íntima unión con los demás seres de la naturaleza si al mismo tiempo en el corazón no hay ternura, compasión y preocupación por los seres humanos.

[…] Recibir a Jesús significa reconocerlo en todos nuestros prójimos. También ellos podrán tener la posibilidad de reconocer a Jesús y de creer en él si en nuestro amor por ellos descubrirán una huella, una chispa del amor infinito del Padre.[…]

(Fonte: Chiara Lubich – Commento alla Parola di vita 25 novembre 1998 – http://centrochiaralubich.org/es/docman-downloads/doc_view/1044-chi-19891125-en.html)

Pasa Palabra 01/12/2015

El conjunto del universo, con sus… relaciones, muestra… la riqueza inagotable de Dios (86)

[…] En las relaciones vividas por los participantes, experimenta el Dios Trinitario. Aprende que una relación “a imagen y semejanza” del Padre significa dar, donar, darse a los demás. Ser “Hijo” significa recibir, acoger, abandonarse, confiarse. La realidad del Espíritu se expresa en el estar en relación, unidos por un amor que emana del amor del Padre y del Hijo y que se vive entre nosotros.

(Fuente: Klaus Hemmerle: un vescovo «come Dio vuole»)

Pasa Palabra 30/11/2015

Vivir para que todos sean una sola cosa

(Vivere perché tutti siano una sola cosa)
[…] la tensión a meditar y vivir el Evangelio ha caracterizado la espiritualidad del Movimiento de los Focolares desde su nacimiento,
con la conciencia de que la Palabra es el mismo Dios, y vivida provoca la revolución cristiana, porque no sólo lleva a la unión del alma con Dios, sino también de las personas entre ellos, hasta la realización de la unidad entre todos, testamento de Jesús, «Padre que todos sean uno» (Jn 17, 21.23).
(Fuente: Presentación del libro La Palabra de Dios–Florence Gillet–Ed. Ciudad Nueva)